fbpx

El futuro de la radiología y el diagnóstico por imágenes

En estos tiempos cuando la tecnología avanza a un ritmo rápido, surge la cuestión de la sustitución del trabajo médico a través de la inteligencia artificial. ¿Es esta nuestra mayor amenaza o mucho antes de que necesitemos discutir varios otros temas mucho más cercanos?

La teleradiología, cuya estandarización fue realizada por CFM a través de la Resolución 1890/2009 y luego revisada a través de la Resolución CFM 2107/2014, estableció estándares en los cuales destacamos los puntos principales:

Datos clínicos La transmisión de los exámenes por teleradiología debe ir acompañada de los datos clínicos necesarios del paciente, recopilados por el médico solicitante, para la preparación del informe.

Autorización del paciente - El paciente debe autorizar la transmisión de sus imágenes y datos a través del consentimiento informado, libre e informado.

Especialista local y a distanciaINSTANCIA - La responsabilidad de la transmisión de exámenes e informes a distancia será asumida por un médico especializado en radiología y diagnóstico por imágenes y con el respectivo registro en CRM.

Áreas de práctica I - Los titulares de certificados de rendimiento en mamografía y densitometría ósea solo pueden asumir la responsabilidad de la transmisión de los exámenes y el informe del problema en el área respectiva.

Áreas de práctica II - Para actividades específicas y únicas en medicina nuclear, la persona responsable debe ser un médico con el título de especialista en medicina nuclear, debidamente registrado en el Consejo Regional de Medicina y autorizado por la Comisión Nacional de Energía Nuclear (CNEN).

Áreas de actividad delimitadas III - Para los casos de imágenes híbridas (radiología y medicina nuclear), el informe debe ser emitido por especialistas en ambas áreas.

Límites a la práctica.distanciaâYo - El uso de la teleradiología está prohibido para los procedimientos de intervención en radiología y diagnóstico por imagen y exámenes de ultrasonido.

Límites a la práctica.distanciaâII En el caso de radiología general no contrastada, por ejemplo, radiografías de tórax, extremidades, columna vertebral, cráneo y otras radiografías, incluida la mamografía, y en caso de emergencia, cuando no hay un médico especialista en el centro de salud, el médico responsable del paciente puede solicitar al médico especialista debido al soporte de diagnóstico remoto.

Experto requerido - Debe haber, necesariamente, un médico especialista local en los servicios en los que se realizan exámenes de radiología especializados o de contraste, y también en aquellos donde se realizan exámenes de tomografía computarizada, resonancia magnética y medicina nuclear.

Responsabilidad compartida La responsabilidad profesional de la atención recae en el médico tratante que se especializa en el paciente que se sometió al examen. El médico especialista que emitió el informe a distancia simpatiza con esta responsabilidad.

Sede en territorio brasileño - Las entidades jurídicas que prestan servicios en Teleradiología deben tener su sede en Brasil y estar registradas en el CRM de su jurisdicción. Si el proveedor es un individuo, debe ser un médico con un título de especialista (radiología y diagnóstico por imágenes) o certificado de área (mamografía o densitometría ósea, excepto los límites impuestos en la resolución).

Normas de funcionamiento - La Resolución contiene un anexo con las reglas de operación y los requisitos mínimos para la transmisión y manejo de exámenes e informes radiológicos.

Compresión y transmisión de imágenes - Los protocolos de comunicación, los formatos de archivo y los algoritmos de compresión deben estar de acuerdo con el estándar actual DICOM y HL7. La evaluación de la tasa de compresión es responsabilidad del radiólogo registrado en el CRM.

Visualización y procesamiento de imágenes: Es responsabilidad del especialista en radiología y diagnóstico por imágenes (o certificado en mamografía o densitometría ósea) garantizar las características técnicas de estaciones de trabajo remotas, monitores y condiciones ergonómicas que no comprometan el diagnóstico.

Seguridad y privacidad Los sistemas computarizados utilizados para la transmisión y el manejo de datos clínicos, informes radiológicos, así como para compartir imágenes e información, deben cumplir con las regulaciones de CFM. Específicamente para la teleradiología, los sistemas deben cumplir con los requisitos obligatorios del “Nivel de garantía de seguridad 2 (NGS2)” establecido en el Manual de certificación para sistemas electrónicos de registros de salud en vigor, publicado por CFM y la Sociedad Brasileña de Informática de la Salud (SBIS). )

Bueno, estamos en 2018 y la teleradiología cuya resolución pone al comienzo de su redacción:

"Art. 1 - Definir la teleradiología como el ejercicio de la medicina, donde el factor crítico es la distancia, utilizando tecnologías de información y comunicación para enviar datos e imágenes radiológicas con el fin de informar, en apoyo de actividades desarrolladas localmente. "

Está comenzando a distorsionarse de su objetivo principal, que sería proporcionar soporte de diagnóstico a una ubicación particular donde dicho análisis no sería posible, ya sea por la ausencia del especialista en el sitio o por el apoyo en las áreas de radiodiagnóstico que no domina.

En todo Brasil, el CBR y sus afiliados han recibido informes de terminaciones de especialistas en radiología y diagnóstico por imágenes, ya sea que pertenezcan a clínicas y / u hospitales, ya que sus líderes han enviado imágenes de resonancia magnética y tomografía computarizada a otros lugares por teleradiología

Algunos profesionales son contratados para seguir escáneres de contraste y realizar ultrasonidos. Ante esta triste realidad, el más herido y el paciente que ahora se analiza de forma fragmentada, a través de sus imágenes, imágenes que están totalmente alejadas de un contexto clínico que podrían analizarse conjuntamente entre el radiólogo del Hospital o Clínica y el médico. asistente de ese paciente.

La teleradiología se ha convertido en el hilo principal para aumentar las ganancias de las empresas en un escenario de devaluación completa de la remuneración de la imagen, ya sea por parte de los Operadores o del Sistema Único de Salud.

La pregunta sigue siendo: ¿hasta qué punto tenemos la responsabilidad de esto? El pago por procedimiento, el Tarifa por servicio, contribuyó al radiólogo buscando volumen de exámenes.

El punto es que para los operadores, el volumen comenzó a interpretarse como un trabajo sin esfuerzo y su valoración se hizo cada vez más pequeña. Y así se hizo una bola de nieve. Más y más volumen, más trabajo y menos valor, con poco tiempo para alabar, dejaban poco tiempo para hablar sobre el paciente, especialmente con el médico tratante. Tomamos distancia de la línea de atención, nos perdemos detrás de las pantallas de estaciones de trabajo y luego ya no nos vieron.

¿Cuántas veces hemos escuchado críticas de nuestros colegas de otras especialidades que dijeron que habían tomado o seguido los exámenes, pero no se vio al radiólogo? Incluso escuchamos una aberración de parte de los operadores e incluso de otros colegas de que la radiología convencional, la mamografía, la tomografía computarizada y la resonancia magnética no dependían de los exámenes médicos.

De ahí el intento de dividir a los ecografistas de los otros médicos que realizaron otros procedimientos de diagnóstico por imágenes. Intentaron dividirse para que la imagen perdiera fuerza en busca de su valorización y así llegó el CBHPM, y nosotros, pertenecientes a SADT, nos convertimos en un archivo adjunto. Todo tenía prioridad de negociación y SADT, de ser posible, se negociaría más adelante. En las reuniones de ANS, recientemente hemos sido llamados médicos pasivos, es decir, solo tendrían que hacer lo que fuera necesario. Lo absurdo de proponer separar el TAE de T. Los colegas de otras especialidades nos llaman médicos de medicina a escala ha sido absurdo.

Frente a todo este escenario, llegó la Teleradiología, para sellar de una vez por todas el ejercicio profesional del que no aparece. La ausencia de presencia ha sido reemplazada por el mundo virtual.

Los colegas luego preguntan: ¿qué hacer? Y la respuesta puede ser recuperar todo lo que hemos perdido.

Principalmente, la unión. Si aceptamos la presentación, no tendremos éxito. ¡Esta unión también significa asociativismo y apoyo para las entidades médicas que nos representan, porque ellos solos no pueden actuar!

Al mismo tiempo, debemos acercarnos al paciente y a su médico tratante. El radiólogo debe insertarse nuevamente en la línea de atención, contactando al paciente y también a la persona responsable de su atención. ¡Tenemos que demostrar que podemos contribuir mucho!

Necesitamos valorar nuestro trabajo, luchar por un salario digno e informar a quienes nos quitan nuestro trabajo a través de la teleradiología. Sin embargo, la práctica de la competencia desleal está prohibida por el código de ética médica (artículo 51 de la Res. CFM 1931/2009).

¿Y la inteligencia artificial reemplazará nuestro trabajo? La respuesta es análoga: necesitamos usar la Inteligencia Artificial para nuestro beneficio y usarla lo mejor que podamos para ayudar en la conducta clínica del paciente.

Necesitamos volver al camino que nos perdimos, pero nadie puede hacerlo excepto nosotros.

Dra. Cibele Alves de Carvalho
Director de Defensa Profesional de CBR

Etiquetas: , , , ,

Escrito por

Simone Max

1 comentario

  • Felicitaciones al Dr. Cibele por el texto. Soy tecnólogo de radiología y teleradiología, junto con AI, realmente nos aleja del contacto con el paciente. Actualmente, los operadores profesionales de CT y RM ya operan más de una máquina a distancia. Debe haber un equilibrio en este avance tecnológico y utilizarlo para ayudarnos a ayudar a más y más personas. De lo contrario, en el futuro seremos máquinas tras máquinas sin ningún contacto humano.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

es_ESEspañol